Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.

Chateau Doyac Le Pelican 2020

  • Vino Tinto
Doyac Le Pelican es un vino tinto elaborado por Max y Astrid de Pourtalès a partir de las variedades Merlot y Cabernet Sauvignon plantadas en su propio viñedo en el Haut-Médoc bordelés. Trabajo biodinámico en el viñedo, vendimia mecanizada con selección óptica de fruta, vinificación en acero y doce meses de crianza en barricas bordelesas y anforas.
Leer másMostrar menos
13,22 €
Detalles del producto
30202

Ficha técnica

Tipo
Todos los productos
Vino Tinto
País
Francia
Región
FR-Burdeos
Productor
Chateau Doyac
Volumen
75 cl
Denominación de Origen
AOC Haut Medoc
Cosecha
2020
Tipo de Viticultura
Biodinámico Certificado
Tipo de Uva
Cabernet Sauvignon
Merlot
Grados
14,5
Descripción
Doyac Le Pelican es un vino tinto elaborado por Max y Astrid de Pourtalès a partir de las variedades Merlot y Cabernet Sauvignon plantadas en su propio viñedo en el Haut-Médoc bordelés. Trabajo biodinámico en el viñedo, vendimia mecanizada con selección óptica de fruta, vinificación en acero y doce meses de crianza en barricas bordelesas y anforas. Chateau Doyac es el proyecto de Max y Astrid de Pourtalès, quienes dejaron atrás su ajetreada profesión bancaria y artística en París y Nueva York para instalarse en Saint-Seurin de Cadourne, una parroquia situada no muy lejos de Saint-Estephe, en lo que todos conocemos como Burdeos vitícolamente hablando. Allí tenía Max sus orígenes familiares, y allí encontró una viña magnífica, 27 hectáreas nada menos, que ya habían sido señalados en 1850 en el libro Burdeos y sus vinos, publicado por Feret. Un clásico, vamos. A partir de esta viña, e invirtiendo en la tradicionalización del campo (orgánicos primero y luego biodinámicos) y la bodega (la vuelta de las ánforas), han logrado hacer ese vino de finura y elegancia que respeta un terruño de suelos arcillo calcáreos plantados con cuatro partes de Merlot y una de Cabernet Sauvignon, con la influencia del estuario de la Gironda y una exposición ideal que permite alcanzar ese difícil equibibrio de los vinos maduros pero a la vez fáciles de beber. Su última locura es también una anécdota. Para regular el vigor de la hierba en el viñedo, han incorporado un grupo de pequeños cerditos herbívoros (Prêle, Ortie, Ginger y Tirelire son sus nombres) kune-kune, que se comen la hierba y fertilizan el suelo.
Leer másMostrar menos

Productor

Menú

Ajustes

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Iniciar sesión