Christine Ferber la llaman el hada de las mermeladas porque lleva décadas haciendo su magia en los bosques y los huertos de Francia, siempre a la búsqueda de las mejores frutas que convertir en unas mermeladas por las que se pirran en Japón, en Estados Unidos y en todo el mundo en realidad. Ahora en Coalla, claro, porque las mermeladas de Christine Ferber y los foies de Bruno Ferber son absolutamente el tipo de artículos que justifican lo que somos. Tenderos siempre a la búsqueda de lo mejor.

 

Hija de un panadero-repostero alsaciano que abrió su tiendecita en 1959, hoy son Christine y Bruno Ferber quienes siguen con toda la humildad del mundo haciendo las mejores mermeladas que hayamos conocido. Un producto completamente hecho a mano, desde la selección a la cocción y luego al envasado. Hay muchas mermeladas en el mundo, muchas de ellas muy buenas. Las de Maison Ferber están, tout simplement, en otra categoría.

 

Nos resulta difícil escoger entre toda su variedad por lo especial de cada una de ellas. Nos gusta jugar con sus sabores y texturas y recomendamos que experimenten, que se dejen llevar, con postres, dulce, salado, pero también con carnes al horno o para darle gracia a una vinagreta agridulce. Les dejamos con tres de ellas, pero disponemos del amplio catálogo Maison Ferber en nuestra página web y deseamos que las disfruten todas.

Se trata de una confitura clásica, casi un jardin de frutas, simple y muy fresco. La grosella es una fruta que contiene una gran cantidad de pectina. Revela un sabor acidulado y complejo. Se pueden degustar esta mermelada sobre una tostada, o con unas patatas cocidas al horno con crema agria.

Desde septiembre, las peras Williams invaden las cocinas de Christine Ferber. Su sabor es sutil, intenso y refinado. Los pedacitos de fruta revelan la frescura y son un gran placer en la degustación. Nos gusta recomendar esta mermelada de Pera Williams del Drôme con un Comté o un Beaufort.

Muchas fresas, poca menta y aún menos pimienta. Esa es una hermosa combinación que podemos encontrar también en una ensalada de fresas, o quizá en una tarta. Les proponemos algo inusual: mezclen 100 gramos de esta mermelada con 5cl de crema de leche y 40 cl de leche para hacer una bebida deliciosa y refrescante.

Producto añadido